domingo, 21 de agosto de 2016

Mogotes, tierra diáfana y amable


Monguatemón, baño en el riachuelo que nace en el boquerón de la sierra. Así llamaban los antepasados Guanes la hermosa tierra que hoy conocemos como Mogotes. En esta tierra bañada por pequeños riachuelos y fuentes de agua que se desprenden rápidas y cristalinas desde las altas rocas, estallando alegres sobre la carretera pavimentada que conduce a Mogotes desde San Gil. Es un recibimiento diáfano que constituye el preludio de lo que encontraremos al llegar a Mogotes después de hora y media de recorrido desde San Gil.  



Es así que lo primero que encontramos es la serena alegría de los mogotanos, que reciben a los visitantes con un espíritu transparente y amable, y lo primero que el viajero siente, es que estas agradables personas son el reflejo del paisaje que habitan. Es el mogotano una persona trabajadora en esencia, amable, alegre y dispuesta a tratar bien a todo el mundo. Es como si el espíritu tranquilo y bello de los infinitos tonos de verde que rodean el valle extenso donde se encuentra el pueblo, se integrara al ánimo de los mogotanos. Esta agradable actitud hace que el espíritu del visitante se transforme y sea capaz de apreciar no solo la amabilidad natural de sus gentes sino también del paisaje sereno que se ofrece ante sus ojos,  En Mogotes  se destaca una cobertura de áreas boscosas que agrupa bosques secundarios, los cuales representan el 13.20% del territorio municipal, equivalente a 6.392 hectáreas, localizadas especialmente en límites con los municipios de Ocamonte, Charalá, Coromoro y San Joaquín que favorecen la generación de corrientes y descargas hidrobiológicas. 


Esto hace que la base principal de la economía en Mogotes sea la agricultura, la cual crea un sector primario, donde se desarrolla una economía tradicional, en la que sobresalen los cultivos de maíz, fríjol, café, y fique.

El maíz se cultiva a partir de variedades regionales como Calima, Cargamanto, Radical, se siembra en Mogotes una producción entre 1000 y 1200 kilos por hectárea; El 80 % se comercializa y un 20 % para el consumo de la familia. Igualmente la mayoría de las veredas siembran maíz, el 80 % se comercializa y un 20 % es para el consumo de la familia.

El café es otro cultivo relativamente frecuente en estas tierras, la producción es baja 1 a 2 cargas por hectárea, se cultiva también el plátano, algunos cítricos, guayaba silvestre y en pequeña escala hortalizas y arveja.

Forma parte de esta economía la ganadería que se fundamenta en Bovinos de Ceba y doble propósito. 


Es necesario destacar el cultivo de la caña panelera, ya que esta se constituye en la mayor fuente de ingresos y generadora de empleo en el municipio de Mogotes donde existen 47 trapiches.



Otro cultivo importante es el fique que por ser una tradición, la mayoría de las veredas del municipio lo siembran, siendo materia prima para la manufactura de sacos y en pequeña escala la confección de artesanías en fibra de fique. 






Por la potencialidad de riqueza de estas tierras y la laboriosidad de sus gentes, los especialistas en el agro están recomendando la necesidad de establecer alianzas estratégicas que busquen la aplicación de tecnología apropiada y sostenible para la producción. Especialmente tecnologías limpias, fundamentadas en sistemas eficientes, en el uso del agua y los recursos naturales, buscando especialmente la sostenibilidad, el cuidado y protección de estos recursos. Igualmente recomiendan procesos de comercialización con valor agregado, y fortalecer las organizaciones campesinas a partir de acciones educativas y de formación en estas áreas de producción y comercialización.

Todo esto en una extensión total de 487,86 Km2, una temperatura media 18.6°C y con una población total de 10.714 Habitantes. Este hermoso pueblo de la provincia guanetina, limita por el norte con el municipio de Molagavita y con Curití, por el Oriente con San Joaquín, al Occidente con Curití, San Gil y Valle de San José, al Sur con Ocamonte, Charalá, y Coromoro

Como podemos ver, en Mogotes, el paisaje y sus gentes tienen la posibilidad de conformar una unión, capaz de expresar la armonía del espíritu, que trasciende más allá de las urgentes necesidades de las urbes. En estas tierras se respira la esperanza, la paz y especialmente la nobleza y capacidad de trabajo de cada mogotano.  Es por ello que la historia de Mogotes y sus valores culturales, que se remontan a tiempos lejanos y que aún hoy se sienten en su aire limpio, en la sonrisa y amabilidad de sus gentes, son la principal riqueza de este amañador pueblo.

Fundado el 26 de junio de 1.703 por el capitán Cristóbal Gualdrón de la Peña, Mogotes ha conservado la memoria de sus antepasados Guanes, los honra en un obelisco gigante, junto a las imágenes que recuerdan la emancipación comunera. El obelisco se encuentra erigido en el parque principal, creando una sensación de libertad, en medio de árboles y amplias senderos con adoquines, que hace placentero descansar en sus bancas de piedra.





Caminar por las calles empedradas de Mogotes es acercarse lentamente a su pasado colonial, si bien en muchas casas se observan los materiales y estilos modernos, muchas de ellas guardan su pasado, y algunas han sido restauradas, conservando los materiales y el estilo de los espacios arquitectónicos que dan una buena idea sobre la forma de vida del siglo XVIII.
En ese mundo lejano en el tiempo  rico en evidencias de la vida Guane y su pasado colonial, se destaca la existencia de ideogramas Guanes especialmente en la denominada “Cueva Rica” es un conjunto de más de 150 figuras  que el padre Isaías Ardila historiador de la región copio para su libro Crónicas de Mogotes.

De su libro referido citamos literalmente. “Nuestros aborígenes eran gente de “agudos ingenios” y por eso tuvieron su escritura propia, expresando sus pensamientos e ideas en forma gráfica, mediante pinturas en las rocas, con tintas tan indelebles que han llegado hasta nosotros y que ellos casi siempre pintaban en lugares defendidos del agua para que pudieran perdurar por los siglos. En Mogotes se han hallado hasta ahora dos grandes pinturas, con sinnúmero de símbolos de muy difícil interpretación; se hallan en sitios muy abruptos y protegidos del agua. “Al subir por la derecha del río Mogoticos, en la región de vegas, en donde las márgenes se encumbran en altos y muy pendientes riscos, se asciende en forma muy peligrosa hasta llegar a Cueva Rica donde personalmente copiamos, sino con mucha perfección porque no contábamos con los medios apropiados, si con el cuidado y admiración que ofrece este ideograma de más de 150 figuras. Todo el conjunto se halla en una roca, que se presenta como un escenario, al fondo del cual en una superficie muy irregular, se halla todo el ideograma”. 





La agradable tierra de Mogotes ofrece también atractivos de orden turístico que merecen ser conocidos. Con una temperatura promedio de 19°C esta tierra ofrece atractivos como el Hoyo de los Pájaros. Es el sitio más conocido, Presenta una depresión geológica con una profundidad de 800 metros, una boca circular de 30 metros de diámetro. En el interior del agujero habitan aves nocturnas conocidas como Guacharos, en las tardes las aves salen a buscar comida produciendo un espectáculo de aleteos y graznidos dignos de disfrutar. Se encuentra a cuarenta minutos del casco urbano.

También encontramos La cascada del diablo, es una caída de agua de 39 metros, muy visitada y en el lugar se ofrece servicio de restaurante y bebidas.  Igualmente el conocido Pozo del Pino sobre la misma vía que conduce al Hoyo de los Pájaros, este sitio es visitado con frecuencia por los mogotannos y turistas.



Un espectáculo hermoso sin duda es el cañón del rio Mogoticos, se encuentra bordeando la carretera que de san Gil conduce a Mogotes. Se observa todo el valle y las imponentes montañas. En la vereda Cuchiquira a 9.5 kilómetros del casco urbano   sobre grandes rocas y en forma de tobogán, el agua cristalina se desliza vertiginosa, formando el denominado Pozo del Oso. 


En la vereda Arenal sobre una verde sabana, se encuentra un atractivo parque natural, el conocido Parque de los Arrayanes. Este bello lugar invita al descanso y la meditación con una pequeña infraestructura que ofrece comidas típicas y un Quiosco de descanso.



Por el camino que lleva al Hoyo de los Pájaros se encuentra también otro sitio que llama la atención, es la Cascada del Resumidero Debe su nombre a que las aguas de la cascada después de caer en este sitio se resumen por entre la tierra. Es un lugar de contemplación lleno de belleza, aguas frescas y cristalinas. La cascada tiene una caída de aproximadamente 40 metros, está rodeada de un imponente potrero o sabana en la que se puede practicar campismo. Sitio que merece ser conservado con miras a ser incluido dentro del corredor turístico de Santander.

Y para los amantes de la espeleología se encuentra La Cueva del Resumidero, en la vereda del Hoyo de los Pájaros es un túnel en la roca que se puede atravesar en un tiempo de una hora.


Fotografías de esta sección  http://www.mogotes-santander.gov.co/galeriafotos.shtml



Fotografías de la pagina http://www.mogotes-santander.gov.co/galeriafotos.shtml 

Esta riqueza ecológica de atractivo turístico se complementa con festividades de gran colorido y fe como la fiesta del Corpus Cristi y fiestas del retorno Las fiestas del retorno y el Corpus Cristi son particularmente las fiestas insignia del Municipio de Mogotes, se celebran entre el primer y segundo puente festivo del mes de junio; Mogotes particularmente, realiza una jornada de 2 fines de semana de actividades religiosas como eje central, cultural con la realización de eventos tales como festival de comparsas, festival de música “Víctor J. Camacho”, salón de artistas “Juan de dios Arias”, exposición de arcos, Muestra artesanal y cabalgata, deportivo y recreativo con la participación relevante del campesinado en donde se exponen los mejores productos cosechados, los mejores animales domésticos de consumo alternativo, así la realización de fervorosas actividades culturales y religiosas en agradecimiento al todopoderoso por bendecirles durante el año y abundarles su tierra con las mejores cosechas. Junto a estas festividades se realizan otra igualmente valiosas Celebración de la semana santa, en la que aún se conserva la tradición religiosa con la presencia de los imponentes pasos que representan la pasión y muerte de nuestro señor. Festival de carrancios, desfile lleno de creatividad y fiesta que año tras año se fortalece brindando a los propios y visitantes derroche de alegría.


Fotografías de esta sección de Renson Iván Vega Suárez. http://rvega81.wixsite.com/santander      

 Fotografías de esta sección de Renson Iván Vega Suárez. http://rvega81.wixsite.com/santander  



Fotografías de esta sección de Renson Iván Vega Suárez. http://rvega81.wixsite.com/santander  



Fotografías de esta sección de Renson Iván Vega Suárez. http://rvega81.wixsite.com/santander  


Fotografías de esta sección de Renson Iván Vega Suárez. http://rvega81.wixsite.com/santander   

Como complemento a estos valores culturales, Mogotes también es conocido por el tradicional bocadillo de guayaba, propio del departamento de Santander pero que en Mogotes por ser los dulces una tradición, poseen su bocadillos de guayaba, un sabor atractivo, textura y presentación dignos de conocer y consumir. 


Mogotes es también una tierra de sensibilidad artística son muchos los músicos artistas y personalidades religiosas y políticas que sobresalen en su rica historia cultural, como Don Fulgencio Gutiérrez (1895 1953) Ilustre escritor enamorado de su patria chica. Fue uno de los fundadores y activo socio del Centro de Historia de Santander hoy Academia de Historia. Dirigió por varios años la Revista –Estudio- Órgano del centro de historia. También don Juan de Dios Arias Ayala Brillante escritor, fue director del Instituto Colombiano de Estudios Históricos, se distinguió como ameno cronista y escribió para diarios como El Espectador y Vanguardia Liberal. Muchas obras y escritos literarios afortunados que dejó para la posteridad.

En los últimos tiempos varios artistas pintores y escritores se destacan en Mogotes como es el caso de la artista escultora Luz Marina Bravo, reconocida por su obra en el orden departamental y nacional igualmente el pintor Joaquín Figueroa y el también escritor y pintor Pedro Arnulfo Díaz Figueroa con varios libros ya publicados como: Bajo la lluvia y un camino a la espera, El desdén de los amores y otros relatos, y su más reciente libro Mirando al cosmos. 

Se destaca también con sus escritos académicos el antropólogo mogotano Ariel Antonio Palomino Velandia quién además se ha preocupado por recoger diferentes aspectos culturales de Mogotes en escritos que son publicados en periódicos regionales. Conjuntamente de su trabajo académico recuperó desde una perspectiva arquitectónica e histórica la casa de sus abuelos, permitiéndole a quienes visitan su casa, una grata experiencia de un viaje en el tiempo y hacerse a una muy buena idea para saber cómo era la vida en épocas pasadas. 





 Obras de la escultora Luz Marina Bravo



Pintor Mogotano Joaquín Figueroa

En este mundo de valores artísticos y literarios que es Mogotes queda espacio para sus leyendas, una de ellas la más conocida es la de la Piedra del Muerto narrada por don Juan de Dios Arias que aprendió de sus mayores y que se encuentra consignada en el libro del padre Isaías Ardila “Crónicas de Mogotes”. 

Clic en la fotografía para ampliar y leer.

Terminamos aquí nuestro recorrido cultural por esta hermosa tierra de Mogotes. Nos deja en el espíritu la certeza alegre y reconciliadora con la naturaleza y también que esta gente amable y alegre realmente habita todos los días, un pedazo del paraíso.  


Agradecimientos
Casa de la cultura de Mogotes. Isaías Ardila 
Fuentes
Antropólogo Ariel Antonio Palomino Velandia
http://www.mogotes-santander.gov.co/presentacion.shtml 
Isaias Ardila . Crónicas de Mogotes.




No hay comentarios:

Publicar un comentario