miércoles, 3 de octubre de 2018

Personajes de Curití. Ana Isabel Urrea Zafra




Ana Isabel Urrea Zafra

Hoy, afortunadamente en muchos municipios de Santander, es posible encontrar personas dedicadas al trabajo histórico a recoger datos de su pueblo, ordenarlos, verificarlos y darlos a conocer, pero ninguna destaca tanto como la profesora Ana Isabel Urrea Zafra, actualmente retirada de la docencia pero con su alma de maestra siempre en acción. 

Esta valiosa mujer curiteña continúa su generoso trabajo de historiadora, rigurosa con sus investigaciones y a la vez espléndida en su trato personal. Siempre atiende con lucimiento a aquellos que la abordan para preguntarle sobre episodios históricos no solo de Curití sino de Santander y Colombia. La forma en la que habla de sus descubrimientos históricos o de precisiones en los datos es ya la expresión de un valor cultural que afortunadamente es reconocido por las amables gentes de Curití.  

Su pasión por la historia y la seriedad de su trabajo, hacen que sus interlocutores tengan una experiencia de conocimiento que se traduce en asombro e interés por el pasado que de cualquier manera les hace entender el presente. Ana Isabel tiene la capacidad de interesar a todos con sus historias, especialmente a los jóvenes, que según infundadas creencias estos temas no les interesan, pero al escuchar a la profesora Ana  Isabel se les nota el cambio de actitud. Algunos comentan discretamente “¡qué lástima no haber sido alumno de ella!”  

Se volvió costumbre en la región que personas de instituciones y organizaciones sociales cuando organizan eventos importantes, sienten de manera esencial la necesidad de  invitar a la profesora  Ana Isabel  para que “los ponga en contexto” ya que además de admírala por su trabajo, ella es garantía de exactitud en sus afirmaciones. Todos saben que por conseguir un dato probatorio o una simple fecha, es capaz de hacer viajes exclusivos, no importa si son agotadores o lejanos. Con algo de humor nos comenta “yo creí que al retirarme de la docencia podía descansar, pero ahora estoy más ocupada que nunca, así que tome  las fotos rapidito”. Después de su comentario, verifica si de pronto incomodó a su interlocutor. Así es ella, respetuosa con las personas y con la historia. Su trato inspira siempre. 

Muestra de ello es la deliciosa nota periodística de Xiomara Montañez Monsalve publicada en Vanguardia Liberal de la que reproducimos algunos apartes y que puede ser leída en: http://www.vanguardia.com/santander/region/164487-la-curitena-que-heredo-el-gusto-por-la-historia-de-santander

“Todo debía estar listo para antes del mediodía del 17 de julio de 2010. En la tarde arribaría el grupo de capitalinos, descendientes de la heroína Antonia Santos Plata, sin el presidente electo Juan Manuel Santos, quien asumiría la Presidencia pocos días más tarde.

Don Joaquín, con un chicote en la mano, recuerda que “ligeritico” –rápido– el Alcalde mandó a podar el cementerio laico, a limpiar las tres tumbas que quedan –entre esas la de Francisco Santos, bisabuelo del hoy Presidente– y a poner un par de sillas.
¿Quién iba a dar el discurso de bienvenida? Fue entonces cuando Ana Isabel, una vez más tomó la vocería como autoridad en la historia de su pueblo y de Santander.

Pocos en la región se enteraron de lo que aconteció ese día en Curití, pues la familia Santos pidió mucha discreción. A las 4:00 de la tarde arribó el bus. Francisco Santos pidió que la actividad se hiciera en el parque, a pesar de estar organizada en la Casa de la Cultura.

Esta profesora curiteña, que desde hace 32 años trabaja en investigación histórica, que durante décadas se encargó del archivo y de la casa de la cultura de Socorro –sólo por no separarse de los amarillentos y empolvados libros que conservan los mejores pasajes de la revolución comunera–, dejó con la “boca abierta” a ‘Pachito’ Santos, vicipresidente de Colombia en ese momento, y a toda su familia.

Ana Isabel Urrea Zafra, de 60 años, hace doce meses abandonó las aulas porque una grave enfermedad le robó la tranquilidad. Esta mujer de estatura mediana, que habla sin parar y que asegura que todo el que llega a ella es porque tiene ganas de aprender historia, una vez más se robó los mejores aplausos de sus paisanos.

Mis anécdotas
“Ese día le conté varias anécdotas a los Santos, como la visita de su tío abuelo Eduardo Santos Montejo, expresidente de Colombia (1938 – 1942), hace 72 años, cuando vino a llevarse los restos de su padre, Francisco Santos Galvis. Ese día los curiteños le prestaron más atención a los carros lujosos que entraron al pueblo que al acto protocolario. ¿Y cómo no? Si en ese entonces aquí sólo existía una buseta”.


No son pocos los medios de comunicación que se interesan por su trabajo y su persona. Aquí unas muestras: https://www.radionacional.co/noticia/curiti-345-anos-de-fundacion







Así es la profesora Ana Isabel Urrea Zafra.  Seria, rigurosa y espontánea, posee las características propias de la amable gente de Curití.