sábado, 8 de octubre de 2016

Revista mi pueblo creador de cultura

Revista del proyecto: Santander tierra de historia, leyenda, vida y costumbres. Desarrollado por la Corporación Compromiso con el apoyo del ministerio de cultura de Colombia. En esta revista se encuentra las historias de Cabrera, Mogotes, Onzaga y Matanza. Pueblos santandereanos dignos de visitar y admirar.


martes, 20 de septiembre de 2016

Las orquídeas de Matanza, Santander


Este bello pueblo tiene sorpresas de color que se extiende por sus cafetales y campos. Del verde infinito de sus tierras sorpresivamente saltan pinceladas de color natural; son las orquídeas, que se funde con el espíritu amable y sensible de los matanceros. Aquí en Matanza es posible encontrar orquídeas de diferentes especies y que afortunadamente algunas personas cultivan con esmero y dedicación, como es el caso de Carlos Hernán Leal Aparicio, que junto a otras personas se dedican al cultivo de estas flores y de esa manera hacen posible una inspiración colectiva, una expresión de sensibilidad de color y forma  naturales,   que todos comparten, fortaleciendo así una expresión cultural de admiración y respeto por la naturaleza que es muy propia de las gentes de este pueblo.  












lunes, 19 de septiembre de 2016

Matanza y los molinos de trigo


Matanza en una época fue gran cultivador de trigo, grandes piedras de molino construidas con piedra de rio, pueden ser hoy admiradas como testimonio de una época cuando esta actividad económica era muy importante en este hermoso pueblo. La producción del trigo requiere de muchos pasos, desde la recolección de la semilla hasta su pulverización en los molinos. El recuerdo queda hoy en unas inmensas piedras de molino que parecen esculturas modernas y que son admiradas por propios y visitantes, ya que nos dan una idea del inmenso trabajo que esta actividad tenia.  Se le denomina a estas piedras muelas de molino. La muela se mantiene en una superficie irregular. A medida que la muela gira sobre sí misma, el trigo. Generalmente se utilizaba la tracción animal para girar estas piedras y en otros casos, la energía del agua en las corrientes de los ríos. Los tallados en las piedras corresponden a la necesidad de la trituración ya sea para trigo y cebada, maíz, centeno o aceitunas. El pueblo de Matanza cuida estas piedras como recuerdo de molinos famosos como el molino de Las Mercedes y el del Puente de las Mercedes.